martes, 26 de febrero de 2008

Comenzando con un recuerdo

Un blog puede ser un buen lugar de encuentro para quienes vivimos en este bonito barrio. Un lugar en el que, salvando los obstáculos del tiempo y el espacio, podamos compartir todo aquello que el ritmo de vida actual nos impide compartir cara a cara. También un sitio en el que reivindicar nuestras inquietudes y aspiraciones. De momento no me extenderé más en las intenciones o las motivaciones, sobradamente justificadas, para crear este espacio.


Me gustaría recordar en este primer apunte a dos vecinos que fallecieron hace justo un año en un desgraciado derrumbe entonces ya comentado. Fue en la calle Palomares donde nuestros vecinos Antonio y María Teresa murieron el 21 de febrero de 2007 a consecuencias de las obras en un solar colindante de la calle Muro de la Misericordia. Afortunadamente sus dos hijos lograron salvarse. A la memoria de este matrimonio, María Teresa y Antonio, dedicamos el inicio de nuestra bitácora.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy el periódico informa de que el lunes empieza el desescombro de la casa:
pulsando aquí

josevillano77 dijo...

¿Cómo va este asunto?